Camino correcto

Proverbios 22:6 dice “Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán” ¡Cuánto trabajo tiene una madre desde el día en que nace su primer hijo! ¡Es increíble! ¡la vida no vuelve a ser la misma! ¡No hay forma de parar! Y nadie te prepara para este gran cambio. Eran bebes y en un par de años ya son adolescentes y la vida pasó volando. Dios nos deja una clave en su palabra. Acercar a nuestros hijos a Él será de gran bendición para sus vidas.

Puedo hablar con un poco de mi experiencia.
Cuando era niña, mis padres me hablaban de Dios, recuerdo los domingos de clase bíblica, recuerdo como me enseñaron como Dios escuchaba mis oraciones. Sin embargo, la vida tiene muchas vueltas y en mi adolescencia, mis pasos fueron cada vez más alejándome de Dios. Las amistades, la escuela y la presión social buscando la aceptación, muchas veces pareciera que nos aleja del camino. No pude escaparme, fui alcanzada por Proverbios 22:6, fui alcanzada por su palabra, fui alcanzada por su amor.

Ahora recuerdo con cariño las noches que mi madre me invitaba a ponerme de rodillas para hablar con Dios, recuerdo las canciones que me enseñaba todas las noches antes de dormir. Recuerdo la primer oración que entendí. El amor de mi madre fue el que cuando yo no sabía para dónde iría mi vida, puso bases firmes en mi corazón.

Gracias madre por el amor que me tienes desde siempre pero sobre todo, gracias por enseñarme el amor, poner mi vida en manos de Jesús. Gracias porque hoy, mi camino es Jesús gracias a como dirigiste mi infancia.

FELIZ DÍA DE LAS MADRES