Dios está haciendo algo nuevo ¿no lo percibes?

Hace un par de semanas me encontré cambiando mi vida drásticamente, una ciudad nueva, un trabajo nuevo, circulo social de cero, familia lejos, rumbos nuevos. Enfrentarse a cambios a veces se vuelve una cosa agotante tanto físicamente como emocionalmente pero he podido ver cómo Dios guía mis pasos en todo esto. Cuando entre tanto ajetreo siento que estoy sola Él me dice “estoy haciendo algo nuevo ¿no lo percibes?”

Poder reconocer cómo Dios está obrando en nuestra vida es vital para la comprensión de cómo vivir. El hecho es que, cuando estamos atrapados en los pensamientos y los acontecimientos del pasado, revolcándose en las heridas y el dolor de ayer, nos volvemos insensibles a las nuevas cosas que el Señor está haciendo a nuestro alrededor. Por eso Dios pregunta: “¿no lo percibes?”

Las percepciones de alguien que lucha por dejar atrás el pasado, literalmente se borran, manteniéndolos lejos de “ver” las cosas buenas que el Señor está haciendo a su alrededor. Dios no quiere que vayamos por la vida mirando por el espejo retrovisor. Ya es hora de mirar hacia adelante y centrarse en lo que tenemos ante nosotros.

Dios quiere hacer algo nuevo en nuestras vidas. Él quiere que nos levantemos a nuestro máximo potencial en Él. Dios nos ha llamado a hacer cosas poderosas. Incluso abrirá camino en el desierto y ríos en la tierra estéril.

En conclusión, quiero invitarte a reflexionar en que todo lo que has vivido antes, es una oportunidad para crecer, es lo que te ha formado, fortalecido y dirigido hasta donde estás hoy pero no te enfrasques, no te quedes con eso, no te conformes, Dios siempre está haciendo cosas nuevas, él está trabajando contigo y en tu situación. Presta atención y dentro de todo percibirás su mano creando algo nuevo.

He aquí, hago algo nuevo, ahora acontece; ¿no lo percibís? Aun en los desiertos haré camino Y ríos en los lugares desolados.

ISAÍAS 43:19