LA LOCURA DE LA FE

Hola amigos, me siento muy honrado de poder compartir con ustedes un poquito de lo que hay en mi corazón sobre este tema que a muchos tiene de cabeza y que sólo pocos se atreven a vivirlo: LA FE.

Me encanta hablar de la FE, me encanta porque es para locos, siempre lo he creído, es por eso que cuando me tachan de “loco” “fanático” “religioso”, me da igual, porque en medio de mi “locura” y mi disque “fanatismo” puedo darme cuenta que hay una valentía en mi corazón que no hay en aquellos que me atacan por creer en las cosas que no veo y eso es de locos.

Hablar de fe es hablar de una moneda de cambio, no, no hablo que “compres bendiciones”, hablar de fe es hablar de una llave maestra y tampoco, tampoco quiero decirte que con la fe vas a abrir el cielo y todo será color de rosa, sino todo lo contrario.

Vivimos en un mundo en el que, si no se ve, no se cree, en el que las filosofías y pensamientos humanos están carcomiendo las convicciones y los ideales de muchos (incluso creyentes), un mundo en el que no puedes defender aquello en lo que estás sustentado o has creído desde años atrás, vivimos en un mundo en el que en medio de la tormenta surge el caos y la FE es todo lo contrario.

La fe es creer lo impensable, confiar en incertidumbre, bajarte de la barca en medio de la tempestad, caminar donde no hay camino, continuar cuando se acabaron las fuerzas, reír en medio del dolor, dormir tranquilo en medio de una noche en tormenta, saber que tal vez no tenga, pero sí hay. Es confiar en que alguien tiene todo en sus manos, en que todo estará bien y en que mi adversidad tiene fecha de caducidad.


No te quiero hablar de “prosperidad”, de “pactos”, de “cultura del reino” simplemente te quiero hablar de confiar en aquel que dijo: Tranquilo, yo ya vencí aquello que te atormenta. (Juan 16:33).Fe no son palabras mágicas, sino confiar en aquel que ya pronunció la sentencia (Juan 14:27), fe no es llorar amargamente cuando la abundancia se esfumó, sino estar tranquilo porque mi necesidad será suplida (Filipenses 4:19), Fe no es ausencia de problemas, sino seguridad que Alguien viene al rescate (2 Corintios 4:17), Fe no es presumir que soy perfecto, sino que mi pasado quedó atrás (2 Corintios 5:17), y si me tachan de loco por mi fe, que lo hagan, que digan, que señalen o juzguen, seré loco ante el mundo pero al menos tendré la certeza de lo que espero y la convicción de lo que no veo (Hebreos 11:1).


No permitas que nada ni nadie quiera apagar tu fe, la que nos permite ver las promesas de Dios cumplidas, es la confianza en Cristo lo que nos permite caminar sin condenación (Romanos 5:8) es la que en Cristo la que nos recuerda que somos salvos por Gracia (Efesios 2:8-9) es la fe la que nos mantiene de pie:


Alimenta tu fe, no tus dudas.

Si quieres conocer más sobre el contenido de Daniel, te invitamos a visitar sus redes sociales

facebook.com/SoyDanielTV/
https://twitter.com/SoyDanielTV
youtube.com/soydanieltv
https://www.instagram.com/soydanieltv/

¿Ya leíste “Te enseñaré el camino”?
https://godster.com/news/noticias/te-ensenare-el-camino/