Los detalles más sencillos de la Palabra

Hay un pequeño fragmento en la biblia del que me gustaría hablarte hoy. Probablemente lo hemos leído sin prestarle demasiada atención, pero como siempre, los detalles más sencillos de la Palabra, esconden grandes verdades.

El verso dice así:

“Hubiera yo desmayado si no creyera que veré la bondad de Dios en la tierra de los vivientes”

Salmos 27:13

En otra versión dice lo siguiente, con un toque mucho más optimista:

“Pero yo sé que viviré para disfrutar de tu bondad junto con todo tu pueblo”

¡David estaba haciendo una declaración de fe!

Sus circunstancias en ese momento no eran buenas, él le estaba diciendo a Dios “Todo me esta yendo terrible, pero sólo porque sé que Tú eres bueno tengo fuerza para seguir con vida”

Cuanto necesitamos ser consientes de que nuestras circunstancias son pasajeras, necesitamos estar seguros que a pesar de la enfermedad, la pérdida, la pobreza, el fracaso, la duda, la traición o cualquier otra circunstancia que estemos viviendo

¡Dios sigue siendo bueno!

Y es nuestra elección creer que viviremos para ver su bondad, que Él es fiel para concluir la obra que inició en nuestra vida. No tengas miedo de pedirle a Dios que te permita vivir para ver tus sueños realizados, para ver el fin del problema que estás viviendo, pero sobre todo no te olvides de pedir Su voluntad en tu vida ya que ese es nuestro lugar seguro.

Hoy te animo a creer que vivirás lo suficiente para ver los planes de Dios realizados en tu vida. Y recuerda que los detalles más sencillos de la Palabra, esconden grandes verdades. Examinemos su palabra, meditemos en ella para poder encontrar toda la fuerza que el ha prometido darnos, todo el amor que nos tiene y toda la esperanza que necesitamos para enfrentar cualquier situación en nuestra vida.